¿Cómo saber cuándo es momento de cambiar de trabajo?

Suele decirse que los milenillas somos la fuerza labolar que más renuncia a su trabajo y que desea poseer empleos cada vez menos convencionales. ¿Por qué? Porque nos gusta imaginar la idea de la libertad laboral, de que el salario emocional es obligatorio y que se nos tiene que tratar como a jefes cuando algunas veces no tenemos el desempeño adecuado. Y entonces pensamos en renunciar. Pero ¿realmente cuáles son buenas razones para cambiar de trabajo? Nos dimos a la tarea de investigar qué situaciones son indicadores importantes de que no estamos realmente en el lugar adecuado y que por nuestro bien es mejor abandonar el lugar donde laboramos.

  • Tu carga de trabajo ha aumentado pero no tu salario

Se ha vuelto de cierta manera costumbre de algunos jefes asignar cargas enormes de trabajo a cierto personal con el afán de no contratar a más gente y ahorrar dinero, y está de más decir que eso perjudica en todos los sentidos a las personas que -tienen que- aceptarlo. Es importante saber que esto no es normal y no está bien, y que si sucede en tu trabajo es momento de buscar otras opciones.

  • No realizas el trabajo para el que te contrataron

¿Eres comunicólogo pero también funges como diseñador, programador y secretaria de tu jefe? Muchas veces se tiende a prometer a los empleados cosas que no se van a cumplir (crecimiento en ciertas áreas, bonos, etc.), y si identificas que esto no pasará en un futuro, es mejor que busques otro empleo.

  • El ambiente de trabajo es tóxico

¿El jefe es un tirano que te grita todo el tiempo? ¿Tus compañeros son insoportables y te perjudican a ti y tu trabajo? No estás obligado a aguantar a la gente que tiene mal carácter y absolutamente nada justifica el bullying laboral o maltrato en general.

  • Tu trabajo está afectando tu salud

Padecer de dolores de espalda por estar la mayoría del tiempo sentados frente a una computadora es relativamente normal. Lo que ya no resulta normal es que sufras problemas de ansiedad, migraña, alergias nerviosas e inclusive depresión por el ambiente que se vive en el trabajo.

  • No te interesa absolutamente ninguna de las actividades que realizas en el trabajo

No vale la pena que ni tú ni la empresa en donde te encuentras estén perdiendo tiempo asignándote tareas que no vas a realizar al 100% y que a fin de cuentas van a tomar más tiempo y esfuerzo haciendo más tediosas las situaciones. La motivación es de gran prioridad al realizar algo que teóricamente amamos hacer, y si no existe estamos fallando garrafalmente.

  • Cuando te hace miserable ir a trabajar

Todos los motivos anteriores básicamente se resumen a esto y es la principal razón. A veces es desgastante llegar a trabajar cuando de recorrido viajas más de 1 hora en el transporte a tope y tienes nulas ganas de trabajar. Pero hay una gran diferencia entre viajar mucho y sólo no quererte parar en el trabajo porque lo odias y punto.

Fuentes:

https://www.forbes.com/sites/jacquelynsmith/2013/09/04/14-signs-its-time-to-leave-your-job/#6853c061da82

https://www.thebalance.com/signs-its-time-to-quit-your-job-2062292

http://www.lifehack.org/articles/work/11-signs-that-you-should-leave-your-job.html

https://www.themuse.com/advice/7-signs-you-should-leave-your-job-sooner-rather-than-later

Texto por Gabriela Benítez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *