Headhunting de talento digital

Cómo motivar y desmotivar a un Desarrollador IT

Publicada:

Autor: Equipo True Talent

Cada día, todos nos beneficiamos con el trabajo de algún Desarrollador IT. Aplicaciones, sitios web, software, videojuegos… ellos han hecho nuestra vida más sencilla, pero la de ellos no siempre lo es. Ser un desarrollador tiene retos importantes a nivel técnico, creativo e intelectual, pero el más grande es tratar con personas que no siempre ayudan a que sean más productivos. A continuación, te presentamos algunas de las cosas que motivan y desmotivan a estos profesionales. 

7 cosas que desmotivan a los Desarrolladores IT

1. Deadlines imposibles. A veces ellos hacen parecer que el trabajo es tan sencillo que las personas a su alrededor no se detienen a pensar en toda la complejidad de su labor. Hay clientes que llegan con urgencias o jefes que con tal de concretar un contrato prometen fechas de entrega para las cuáles se necesitarían días de 48 horas. 

2. Trabajar con códigos ajenos. Llegar a proyectos que han iniciado otros desarrolladores es algo que les complica las cosas, porque no se trata de sólo “reciclar” sino de comprender y trabajar con un lenguaje que otro inició.  

3. Implementar funciones con las que no está de acuerdo. Hay clientes que pierden la noción de la experiencia del usuario con tal de concretar las cosas que ellos se imaginan no toman en cuenta la opinión de los expertos. 

4. No involucrarlos con los clientes o usuarios finales. Los desarrolladores IT trabajan mejor conociendo a sus clientes y a los usuarios a los que va dirigido el proyecto, usar un intermediario y no organizar reuniones con ellos para conocer necesidades podría convertirse en un teléfono descompuesto.

5. Vaguedad en estructura y objetivos. No tener un proyecto definido con metas claras o querer armarlo en el camino puede ser una pesadilla. Es como construir una casa sin los cimientos necesarios, y tratar de meter miles de cuartos, pisos, escaleras. Forzar un proyecto metiendo cosas que no tenía contempladas tiene como resultado un proyecto parchado, débil y posiblemente sin la funcionalidad que realmente necesita.

6.-Cambios de último minuto. Esto es muy común, clientes que al final piden cambios “pequeños” como colores, tamaño de letra, un banner donde no estaba planeado, una caja de texto que no estaba contemplada… en fin, modificaciones que para un desarrollador implica diseñar nuevamente, codificar o reescribir códigos para lograrlo. 

7. Hacer manuales. Documentar el trabajo es algo que baja el ánimo de todo desarrollador, sin embargo, esto tendrán que hacerlo ya que elaborar manuales de usuario o la documentación de los proyectos muchas veces son necesarios y son los únicos que pueden elaborarlo.  

Cómo motivar a un Desarrollador IT

Salario competitivo: Valora sus conocimientos, creatividad y la experiencia. Paga lo que valen. 

Objetivos claros: Dales proyecto con estructura y metas definidas desde el inicio.

Ambiente colaborativo: Toma en cuenta su opinión, ellos son quienes saben qué se puede y qué no se puede hacer. 

Equipo necesario: Si trabajan en tu empresa, asegúrate de proporcionales equipos de computo adecuados, rápidos y con los programas necesarios.

Crecimiento profesional y reconocimiento: Todo trabajado lo necesita, ellos no son la excepción. 

Como puedes darte cuenta, la mayoría de las cosas que los desmotivan derivan de un desconocimiento de su trabajo y no sólo pasa con ellos, en general por ignorancia, solemos minimizar el trabajo de los demás, especialmente de los profesionales digitales. Valorar y reconocer el trabajo de los empleados siempre tendrán mejores resultados, no sólo porque fomenta el trabajo digno, sino porque un trabajador contento siempre será más productivo. 

Ver más notas