Headhunting de talento digital

Consecuencias de tener un mal reclutamiento

Publicada:

Autor: Moisés Laguna

Tener la misión de conseguir el mejor talento por medio de los procesos de reclutamiento hoy en día es toda una aventura y más cuando se cubre la requisición y no cumple con las expectativas hará que sea contraproducente para la empresa haciendo que haya consecuencias que harán que no se tome a la ligera este trabajo que cumple en esencia de adquirir talento que contribuya al crecimiento de la empresa.

¡Se pone en riesgo la credibilidad y confianza del equipo!

Una de las consecuencias que afectará directamente al equipo de Recursos Humanos es la pérdida de credibilidad y confianza que se tenga con este equipo. Aun cuando la responsabilidad sea compartida con otros miembros, la detección a tiempo de talentos que no cumplan con lo que la empresa buscará destinar tiempo innecesario y peor aún situaciones incómodas que puedan desarrollarse a futuro con el talento mencionado.  

¡Puede tambalearse tu Candidate Experience!

Esta consecuencia apunta directamente al Candidate Experience  que hayas generado a lo largo de este tiempo en tus procesos de reclutamiento. Apunta a brindar información clave para el talento potencial: sueldo, beneficios, planes de carrera y elementos los cuales contribuyan a que se decida con seguridad el talento por tu posición y de paso te evitará a disminuir tu rotación de personal y la insatisfacción de la persona seleccionada.

¡La capacitación puede ser más costosa de lo planeado!

Hoy en día el contar con planes de capacitación para el equipo de trabajo es algo que toda empresa debe apostar y contemplar dentro de sus Procesos de Recursos Humanos pero el costo aumentará si no se tiene al candidato ideal para el puesto y que este pueda tomar capacitación acorde a las necesidades puntuales del equipo y evitará insatisfacción o frustración en la persona a ser capacitada.

¿Qué se puede hacer para evitar estas consecuencias?

Todo momento es oportuno para revisar qué aspectos se están dejando a un lado y que se puedan reforzar como:

Revisar, actualizar y describir junto con el equipo solicitante el perfil que se requiere de acuerdo a las necesidades que se tengan.

Pulir la información de sueldo, beneficios y el conocimiento general que se tiene en la empresa para poder compartírsela al talento potencial.

Hacer una revisión precisa del manejo de herramientas, skills técnicos y competencias que deberá tener el talento idóneo, así como conocer a dónde quiere dirigir su crecimiento profesional.

¡Es momento de actuar! Busca la mejora continua en tus Procesos de Reclutamiento, los candidatos y la empresa te lo agradecerá.

¡Hasta la próxima!

Moisés Laguna

Digital Headhunter

Ver más notas