Headhunting de talento digital

Consejos para armar una contrapropuesta laboral

Publicada:

Autor: Equipo True Talent

  1. Lo primero de lo que debes estar consiente es que la respuesta puede ser un “no” y existe la posibilidad de que te retiren la propuesta, ya que la empresa podría ver como desventaja que te quedes sin estar 100% conforme. Analiza si estás dispuesto.
  2. Ten muy claro qué es lo que buscas y por qué. Cuando escribas tu carta de contrapropuesta deberás dar razones y argumentos claros y concisos por lo que debes tener seguridad de lo que necesitas.
  3. Investiga a la empresa. Googlea todo lo que puedas sobre ella para tengas un parámetro de su reacción y sobre lo qué podrías negociar.
  4. El sueldo no lo es todo. No pienses sólo en dinero cuando recibas una propuesta, mira el paquete completo, prestaciones, vacaciones, bonos. Quizá puedas buscar la forma de compensar lo que buscas.
  5. Arma tu carta poniendo opciones. Quizá algo como “Me gustaría negociar la posibilidad de un mayor sueldo, o quizá ajustar prestaciones, ya que considero que mi perfil aporta…” La empresa notará que eres flexible y estás dispuestx a ceder para llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes.
  6. Haz una carta contrapropuesta sólo cuando consideres que tus conocimientos lo valen. No es válido ser ambiciosx sin sentido ya que siempre deberás probar que lo vales, además de que, al hacerlo sólo por querer ganar más, contribuirás a que las empresas se sigan negando a tomar enserio la negociación de ofertas.

En nuestro artículo Hacer o no hacer una contrapropuesta laboral (córrele a leerlo si no lo has hecho), te dimos muy buenas razones para animarte a negociar con la empresa, si es que la propuesta que te hacen no llena tus expectativas. Pero como sabemos que decidirte por el sí no basta, te dejamos 6 tips para estructurar una contrapropuesta de trabajo.

La clave es que en esa contrapropuesta puedas hacerle saber a la empresa que si pides algo distinto a lo que te ofrecen, es porque puedes retribuirlo profesionalmente. Demuestra que vales lo que pides, argumenta con tus logros anteriores, tus estudios y tu experiencia. Y siempre recuerda que para poder cambiar la cultura laboral es necesario empezar por nosotros. Prepárate, invierte y cree en ti. Pierde el miedo, nunca sabrás si la otra parte acepta si no lo intentas.

Ver más notas