Headhunting de talento digital

La labor del Headhunter

Publicada:

Autor: Equipo True Talent

Es común pensar que un proceso de selección de talento para tu empresa, lo puede hacer cualquiera.  Esta creencia es tan cierta como pensar que por saber cocinar huevos revueltos, te puedes considerar chef.  Es claro que los profesionales en reclutamiento y selección, conocidos como Headhunters, cuentan con características que otros profesionistas pueden tener también, como capacidad de análisis, habilidades sociales, empatía o compromiso, pero así como un contador debe tener un conocimiento mayor a las sumas y las restas para poder entregar un trabajo de calidad, igualmente el Headhunter deberá dominar un método de selección distinto para cada tipo de contratación, y contar con competencias especiales para lograr un resultado exitoso.

En el mundo del Marketing digital, es muy diferente el perfil que se requiere para cubrir una vacante operativa de Desarrollador UX para aplicaciones móviles, que uno especializado en lenguaje .Net que domine el Back End. Cada uno requiere un esfuerzo distinto de contratación, tanto en tiempo como en metodología, para realmente encontrar los perfiles ideales para ser parte de una determinada empresa.

Con frecuencia se piensa que cualquier vacante es adecuada para cualquier candidato, mientras se cumplan con la mayoría de las especificaciones o responsabilidades detalladas en el perfil publicado, pero cuidado: no todos los profesionistas son un candidato ideal para cualquier empresa.  Los valores, condiciones laborales y equipos de trabajo, varían con respecto a cada compañía, así como también la personalidad de cada postulante.  Todas las variables deben ser evaluadas por el Headhunter para elegir la terna adecuada a cada vacante.

Para quienes no se dedican al reclutamiento, la contratación de un nuevo puesto puede imaginarse tan simple como publicar una vacante, esperar a recibir CVs por correo y elegir el que parezca más adecuado.  Pero estos 3 simples pasos requieren un esfuerzo de tiempo, conocimiento y habilidad para realizarse correctamente.  ¿Sabías que por cada vacante publicada en LinkedIn, se reciben en promedio 500 postulaciones durante las primeras 24 horas? 

El trabajo del Headhunter inicia desde la publicación de la vacante: debe determinar qué información dar a conocer, cómo describir el puesto, las responsabilidades, las competencias necesarias que debe cubrir el candidato, sin olvidarse de mencionar también las características generales de la empresa donde se solicita el puesto, ya que ambas partes deben complementarse para lograr una sinergia adecuada.  Porque ¿de qué sirve contratar a alguien en poco tiempo, si antes de tres meses es urgente sustituirlo por un mejor candidato? Este tipo de problemas son comunes y poco tomados en cuenta al momento de elegir un perfil.

La labor del Headhunter incluye ver más allá de la urgencia de la contratación inmediata.  Necesita asegurarse de evaluar y comparar a varios candidatos que cumplan con lo esencial para encontrar a aquella persona que encaje al cien por ciento en el puesto solicitado. Varios pueden ser elegibles, pero sólo uno será el ideal, y para encontrar al profesionista más indicado para la vacante, leer todos los curriculums que recibas no garantiza que estés eligiendo a la persona correcta.  Mientras más alto sea el puesto a cubrir, mayor será la necesidad de agotar todas las opciones y analizar todas las alternativas.  

La responsabilidad del Headhunter incluye determinar si ésa Developer o ése Community Manager ofrecen más que sus conocimientos técnicos.  Toma en cuenta que los candidatos de la terna que te presenten, no sólo estarán calificados para cumplir con la labor tecnológica que se les encargue, sino que también son los mejor evaluados en competencias gerenciales, solución de problemas, trabajo en equipo y honestidad laboral.  De nada sirve contratar al profesional más apto si una necesidad básica de tu empresa es la atención al cliente y la persona que elegiste no tiene desarrollada una habilidad interpersonal.  Por supuesto que puedes capacitar a tu equipo, pero existen habilidades innatas que será muy difícil desarrollar en quien no cuenta con la personalidad para ello.  

Las entrevistas también son menospreciadas en el ámbito de la contratación.  Hay muchas empresas que consideran que tener una charla de 40 minutos con un candidato para exponerle la oferta, es suficiente para determinar si será el prospecto idóneo.  Nada más alejado de la realidad.  Es en la entrevista donde el Headhunter utiliza toda su capacidad para confirmar si el evaluado encaja de manera satisfactoria con las expectativas de la empresa y el puesto.  Debe analizar exhaustivamente las habilidades, conocimientos, valores y competencias de quien está frente suyo, extrayendo la información más útil para tomar la decisión final.  Fácil, ¿verdad? 

Nuestra recomendación es concentrarte en lo que sabes hacer mejor: continuar cumpliendo el objetivo de tu empresa. Delega el reclutamiento y selección de personal a quienes conocen las mejores técnicas y metodologías para proporcionar resultados sobresalientes.  El riesgo de contratar por tu cuenta quizá sólo se encuentre a largo plazo, pero es un riesgo latente y puede ser exponencial.  Nunca sabes cuándo un perfil negativo puede cambiar la dinámica de trabajo de todo un equipo eficiente. 

Te recomendamos ¿Cómo elegir un Headhunter? para que aprendas cómo encontrar la mejor opción para contratar al talento que tu empresa necesita.

 

Ver más notas